Cuestión de confianza…

Hoy día quien no está en Internet parece que no existe. De hecho, uno de los primeros pasos que dan las empresas en su fase de nacimiento es abrir una web, con dominio propio y describiendo los productos/servicios que oferta. Es algo incluso necesario para todo proyecto que se precie… y ningún emprendedor discute esa necesidad. Pues resulta que a veces se nos escapa una cuestión tan sencilla como obligatoria. Me refiero a las obligaciones de información que tenemos derivadas de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio…continue reading →